Asamblea trató en primer debate el Proyecto de Ley Orgánica de Navegación

Acogiendo el informe de la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales, la Asamblea Nacional, en la sesión del Pleno 696, tramitó en primer debate el Proyecto de Ley Orgánica de Navegación, Gestión de la Seguridad y Protección Marítima y Fluvial en los Espacios Acuáticos.

Socialización

El documento fue socializado y debatido con autoridades y actores sociales. Dieron sus aportes la Asociación Coordinadora de Trabajadores Marítimos y Portuarios, Colegio de Ingenieros Navales del Ecuador, Operaciones Citikold, Tecnisea, Agencia Naviera Maersk del Ecuador, Agencia Marítima CMA CGM Ecuador, Corporación de Prácticos Marítimos del Puerto de Guayaquil, Ministerios de Defensa y de Obras Públicas, Comunidad de Gente de Mar, Portuaria y Pesca, Colegio de Oficiales de la Marina Mercante del Ecuador  y expertos constitucionalistas.

Además, se instalaron mesas técnicas con la participación de autoridades gubernamentales, sociedad civil y expertos en la materia.

Objetivo

El proyecto se enfoca en garantizar la soberanía en los espacios acuáticos y los derechos que salvaguardan la vida humana en el mar, la seguridad de la navegación, la protección marítima, la prevención y neutralización de actos ilícitos, contribuir a la gestión, cuidado y control del ambiente marino, así como apoyar a la gestión de riesgos.

Estructura

Contempla 6 títulos, 15 capítulos, 144 artículos, cinco disposiciones generales, cinco disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y una disposición final.

Ponente

El legislador René Yandún, vicepresidente de la Comisión de Relaciones Internacionales, en condición de ponente, destacó que la propuesta responde a un estudio técnico, especializado y minucioso, ampliamente socializado, dando respuestas de carácter legal, constitucional e histórico, en torno a lo que es la seguridad marítima y el transporte marítimo.

Oportunamente, se explicó que la Ley no topa asuntos comerciales de transporte marítimo, para no interferir competencias de otras autoridades. Es de vital interés para el Estado ecuatoriano en los campos de la seguridad y el desarrollo; promueve la actualización del ordenamiento legal vigente, en concordancia con los requerimientos del país y la legislación internacional, dijo.  

Expuso que el Código de Policía Marítima está vigente, data de 1945, siendo reformado en 1969, por lo que a la fecha resulta totalmente desactualizado con la normativa nacional e internacional en materia marítima, lo que dificulta, entre otros aspectos, la aplicación de normas de seguridad y control determinadas en el Código del Ambiente, la Ley de Pesca, en el régimen especial de Galápagos y en la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar).

Sostuvo que Ecuador cuenta con una inmensa riqueza de recuros naturales, lo que hace imprescindible que la Ley en materia del derecho del mar esté acorde con la dinámica comercial del mundo, tomando en cuenta que nuestro país  realiza  el 90 % de exportaciones por la vía marítima y el Estado tiene la obligación de garantizar la protección de puertos y buques que cumplen esta función, brindar las seguridad a los espacios acuáticos nacionales.

Debate y observaciones

En el debate del proyecto de Ley de Navegación intervinieron cuatro parlamentarios, quienes resaltaron la trascendencia de la normativa. Así, Elizabeth Cabezas, en condición de proponente, explicó que la iniciativa tiene como propósito regular y garantizar la defensa de la soberanía y la integridad territorial en los espacios acuáticos, seguridad de la navegación, prevenir y controlar actos ilícitos. Se trata de evitar las complejas amenazas a nuestros recursos como es la pesca indiscriminada y a gran escala por flotas pesqueras, añadió.

Entre tanto, César Carrión consideró que no se justifica que el proyecto tenga el carácter de ley orgánica, tras señalar que se requiere conocer los criterios de la Fiscal General, de los ministros de Gobierno y de Transporte, Comandante de Policía, entre otros.

Mientras, Lenin Plaza mencionó que la  la Ley de Pesca y Acuicultura dispone que la autoridad acuícola y pesquera coordine con los responsables de seguridad para que estas actividades se realicen de manera segura en los espacios acuáticos, al destacar la gestión de la Armada.

César Rohon habló de la necesidad de dictar una nueva Ley de Navegación que tiene que ver con un sistema integral de la navegación, comercio, industria, cuidado del ambiente la naturaleza, control de las naves y su registro, protección, así como las contravenciones. Finalmente, el segundo vicepresidente del Parlamento, Patricio Donoso, cerró el primer debate del proyecto de Ley de Navegación Segura, al tiempo de disponer que las observaciones se remitan a la mesa de Soberanía y Relaciones Internacionales.  

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *