Grupo Parlamentario aprueba proyecto de reformas a Ley de Desarrollo Fronterizo

El Grupo Parlamentario Fronterizo aprobó el proyecto de reforma integral a la Ley Orgánica de Desarrollo Fronterizo. Este proceso fue encomendado por el Pleno de la Asamblea Nacional.

La titular del Grupo, Silvia Salgado, resaltó que una vez que el ente legislativo realizó la evaluación a la ley, y se diagnosticaron una serie de incumplimientos, los comisionados se comprometieron a impulsar cambios. En tal sentido, agradeció el acompañamiento de instituciones, actores de organizaciones y sociedad civil para emprender este proceso que permitió que los legisladores se acerquen a la realidad de las provincias y esto se vea reflejado en la norma.

Proceso participativo

Para la elaboración del proyecto se instauró un proceso participativo, el cual garantizó la amplia y diversa presencia ciudadana a través de las voces de más de 800 personas; instituciones y organismos de cooperación como la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope), Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare), Corporación Alemana GIZ, asambleístas, académicos, expertos en la materia de derechos humanos y frontera.

Eufemia Sánchez, del grupo técnico, remarcó que el proceso de reforma participativa se realizó entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, dijo que se ejecutaron ocho foros ciudadanos, seis mesas técnicas y entrevistas a actores clave.

Reformas

La asambleísta Silvia Salgado apuntó que el proyecto de reforma concibe a la frontera como un territorio singular en donde las identidades se transforman y están enriquecidas como resultado de resistencias y encuentros, intercambios constantes, migraciones, enlaces y rupturas que dan lugar a nuevas identidades y coexistencia simbólicas, objetivas y subjetivas.

A la vez, resaltó que el proyecto insiste en el enfoque de derechos humanos de movilidad humana, intergeneracional, intersectorial, de género y discapacidades

Patricio Benalcázar, asesor de la Comisión, indicó que las reformas profundizan conceptos y derechos; amplían principios y definiciones; aclaran atención preferencial y mecanismos para su aplicación; desarrollan acciones afirmativas, perspectiva de género, movilidad humana, discapacidades, promueven relaciones armónicas entre los pueblos y una cultura de paz y convivencia.

También indicó que el proyecto amplía los enfoques sobre interculturalidad, pueblos y nacionalidades y se pone énfasis en la participación ciudadana como un mecanismo para garantizar el desarrollo y las potencialidades del territorio y las personas que habitan la franja fronteriza.

La reforma afianza los mecanismos de articulación y respuestas institucionales para garantizar tanto las acciones preferenciales para la frontera como las acciones afirmativas para los grupos de atención prioritaria, expresó.

Opiniones

La legisladora Patricia Enríquez aplaudió que las reformas contemplen un régimen jurídico preferencial para las zonas de frontera, indicó que esos territorios han sido abandonados. Así mismo, habló de un desarrollo socioeconómico fronterizo con el apoyo del Ministerio de la Producción.

El asambleísta Freddy Alarcón indicó que las localidades fronterizas tienen problemas recurrentes de desempleo, pobreza, salud, vialidad y falta de servicios básicos, ante lo cual se necesita un trato preferencial para la franja de frontera, advirtió. Por otra parte, destacó que la norma priorice la seguridad humana y la protección de derechos.

El parlamentario Washington Paredes mencionó que la reforma fomenta la participación de los habitantes de la zona frontera en la formulación, elaboración, control y evaluación de las políticas públicas fronterizas.

De su parte, el asambleísta Rubén Bustamante recalcó que el Estado tiene una deuda pendiente con las zonas de frontera, indicó que es necesario garantizar el apoyo de las instituciones hacia las poblaciones. Mientras que, el legislador René Yandún pidió que en la norma se especifique en qué consiste el trato preferencial para las zonas de frontera.

El asambleísta Javier Cadena indicó que no ha existido voluntad política por parte del Estado para asistir a las poblaciones de frontera. Remarcó que los habitantes no pueden estar bajo el ánimo del Gobierno de turno, por eso solicitó establecer recursos económicos para su desarrollo y la posibilidad de que se instaure un régimen de excepción para cada frontera.

Otros pronunciamientos

René Larenas, representante del Congope, indicó que es necesario fortalecer la institucionalidad local, remarcó que muchas veces esa debilidad hace difícil que las acciones se cumplan.  De su parte, René Lucero, director Ejecutivo del Conagopare, realzó el trabajo del Grupo Fronterizo para la construcción de la reforma integral a la Ley de Desarrollo Fronterizo que recogió el criterio de la sociedad civil, academia, instituciones públicas y la ciudadanía. Finalmente, Julia Unger, de la Corporación Alemana GIZ, pidió a los legisladores electos concretar un acuerdo interinstitucional por el desarrollo de las fronteras.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *