PLENO TRAMITÓ, EN PRIMER DEBATE, EL PROYECTO DE LEY DE VIVIENDA DE INTERÉS SOCIAL

El Pleno de la Asamblea tramitó en primer debate el proyecto de Ley de Vivienda de Interés Social, que establece el régimen jurídico para la rectoría, diseño, planificación, ejecución, construcción, mantenimiento, regulación y control de la vivienda de interés social, en sus distintas modalidades.

Celestino Chumpi, en su calidad de ponente del informe de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Descentralización, Competencias y Organización del Territorio, destacó que esta ley establece un Sistema Nacional de Vivienda que integra actores públicos y privados, garantizando que las organizaciones de la sociedad civil puedan incidir en la elaboración de la política pública y de los programas que se ejecuten en esta materia.

Además, se determinan las atribuciones de los diferentes niveles de competencia, dejando claro el rol que deben cumplir los gobiernos autónomos descentralizados municipales y metropolitanos en el ejercicio de su competencia de uso de suelo, sobre la base de las normas previstas en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización.

En suma, explicó, se trata de un proyecto de ley que busca garantizar el acceso de la ciudadanía a una vivienda digna.

Como parte del debate, la asambleísta Vanessa Freire expuso la necesidad de darle un rostro social al proyecto, sobre todo con la participación del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), a fin de que los niños en condición de orfandad y las mujeres víctimas de violencia de género puedan acceder a una vivienda digna.

Mientras, Washington Varela observó que la ley no solo debe estar dirigida a la vivienda en el sector urbano, sino en las zonas rurales del país, sobre la base de una adecuada planificación, acorde con las condiciones propias de cada una de las regiones.

De su lado, Wilma Andrade reiteró que este proyecto busca generar políticas públicas encaminadas a garantizar la dignidad en el acceso a una vivienda de interés social. Destacó el rol del Consejo de Vivienda de Interés Social, como instancia de diálogo, deliberación y seguimiento de la política pública de vivienda de interés social.

Entre tanto, Juan Cristóbal Lloret dijo que hablar de viviendas de interés social, no necesariamente significa que sea algo feo o inacabado; al contrario, tienen que ser viviendas con estándares internacionales de calidad, que cuenten con todas las condiciones de habitabilidad, con calidad y calidez.

La legisladora Pierina Correa aplaudió la propuesta de una ley que determine la actuación de diversos sectores en apoyo al Estado para cumplir con la atención de este derecho de los ciudadanos. Añadió que se debe considerar las tipologías de vivienda, materiales, culturas, servicios básicos y zonas climáticas del país, entre otros aspectos.

Para Lucía Placencia, es importante, a más de garantizar el acceso a una vivienda digna, dotar de un ambiente seguro para el desarrollo de las familias ecuatorianas.

A criterio de Diego Ordóñez, la ley debe ser eficaz para y aplicable, sobre todo, destinada a solucionar una problemática. Sin embargo, el problema de vivienda resulta ser estructural, en una sociedad injusta y sin oportunidades como la ecuatoriana.

La legisladora Amada Ortiz aseguró que no solo se debe hablar de una vivienda digna, sino de hábitat digno, que incluye un entorno relacionado con su ubicación, así como la seguridad jurídica de la propiedad y tenencia de la vivienda.

Xavier Santos recordó que en Manabí, a consecuencia del terremoto del 16 de abril de 2016, se perdieron cientos de casas y se establecieron nuevos asentamientos de 100, 120 viviendas, por lo que es necesario regularizar la propiedad de esas construcciones.

El asambleísta Salvador Quishpe aseguró que este proyecto recoge el anhelo de millones de ecuatorianos de acceder a una vivienda digna, pero también es la oportunidad para establecer mecanismos de coordinación entre las entidades públicas y privadas, a fin de desarrollar las políticas públicas en esta materia.

Nathalie Viteri, en cambio, sugirió que se dé la oportunidad para que todas las personas puedan acceder a una vivienda digna, no solo desde el punto de vista de las familias, como tradicionalmente se ha concebido; hay casos de personas que tienen a su cargo a sobrinos, nietos y otros familiares y personas solas que tienen derecho a un techo propio.

Viviana Veloz aseveró que en Ecuador se han profundizado las condiciones de inequidad, así como la pobreza y uno de los ámbitos en los cuales se evidencia esta realidad es, precisamente, en vivienda.

El legislador Luis Almeida se pronunció a favor de establecer los mecanismos de regularización de la propiedad de los terrenos y especificar cómo se procederá con las expropiaciones con fines de interés público.

Patricia Sánchez criticó la permanente marginación de los sectores menos favorecidos, en lo que corresponde al acceso a vivienda.

Jorge Abedrabbo indicó que esta ley debe trascender temas como ideologías y otro tipo de diferencias entre los legisladores para darle al país una normativa que contribuya a solucionar el problema de la vivienda. Acto seguido, el primer vicepresidente, Virgilio Saquicela Espinoza, tras declarar concluido el primer debate del proyecto de Ley de Vivienda de Interés Social, suspendió la sesión, la cual se reinstalará el jueves, 10 de junio, a partir de las 14h00, para continuar el tratamiento del orden del día.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *