CÓDIGO DE SEGURIDAD RECIBE MÁS PROPUESTAS. PLANTEAN QUE EL SISTEMA DE INTELIGENCIA SE INSTITUCIONALICE

La Comisión de Soberanía y Seguridad Integral profundizó el debate del proyecto de Código Orgánico de Seguridad del Estado. Escuchó la opinión de dos expertas  quienes evidenciaron la importancia de la propuesta para prevenir las amenazas que ponen en riesgo la vida del ser humano.

Fernanda Torres, profesora de la Universidad Católica subrayó la necesidad de entender al sistema de inteligencia como una función técnica del Estado, con estructura, historia y memoria institucional. Señaló que en un Estado democrático es necesario hablar de comunidades de inteligencia en lugar de agencias subordinadas.

Consideró que para un efectivo control de las actividades se debe implementar un sistema de control de pares y un proceso de rendición de cuentas al interior del Sistema Nacional de Inteligencia, para evaluar la eficiencia y eficacia de las operaciones realizadas, en el marco del cumplimiento de los objetivos del Plan Nacional de Inteligencia.

Además, sugirió especificar dentro de las responsabilidades de la autoridad rectora del Sistema Nacional de Inteligencia que no se obtenga información que no sea necesaria para el correcto desempeño de las funciones de la organización a su cargo. También, planteó ampliar la definición de inteligencia, ya que actualmente estas actividades no se limitan a enfrentar riesgos y amenazas, sino que además deben identificar vulnerabilidades.

De su lado, Carolina Andrade, asesora del Programa Clima y Seguridad del Instituto Igarapé, expuso sobre el Panorama de Riesgos y Amenazas en Ecuador. Subrayó que los servicios deben estar preparados para enfrentar cualquier contingencia.

La experta en seguridad insistió en devolverle la importancia y el rol estratégico de contar con un Plan Nacional de Inteligencia. Explicó que el mismo está orientado por los objetivos definidos por el Presidente de la República, pero al mismo tiempo le da demasiada discrecionalidad a los objetivos políticos y a los lineamientos del Ejecutivo, por lo que hay que reflexionar que dentro de toda la institucionalidad hay espacios que pueden generar una mayor democratización en la construcción de este instrumento tan importante.

También se refirió al «Plan Específico de Inteligencia 2019-2030». Explicó que existen tres niveles de Inteligencia: táctico, operacional y estratégico.

Por su parte, el legislador José Luis Vallejo pidió caracterizar la diferenciación conceptual entre función y la actividad del Estado en el sistema de inteligencia; y, si el servicio de Inteligencia podría vulnerar la información.

El asambleísta por un día, Luis Javier Bolaños consideró que es necesario perfeccionar el sistema de inteligencia.

Ramiro Narváez, presidente de la Comisión, mencionó que se busca institucionalizar al sistema de inteligencia y que no esté al servicio de un determinado gobierno o fin político, por lo que sería bueno conocer los errores que se han presentado para no volverlos a cometer respecto al manejo de la información clasificada. “¿Cómo asegurarnos que el Sistema de Inteligencia tenga este contrapeso con la Asamblea y entregue información?», cuestionó el legislador. Previamente, Narváez, hizo un repaso sobre la situación de seguridad en el país y expuso la preocupación por los nuevos eventos suscitados en la Penitenciaría del Litoral. Las observaciones ayudan a esclarecer dudas y a considerar nuevos temas dijo el legislador al cerrar la sesión.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *