Blog Details

ASAMBLEA CONCLUYÓ SEGUNDO DEBATE DEL PROYECTO QUE BENEFICIA A PERSONAS QUE SUFREN DE VULNERABILIDAD ALIMENTARIA

Evitar el desperdicio de los alimentos perecibles o no perecibles que aún son aptos para el consumo humano y a través de la donación mitigar el hambre de las personas en situación de vulnerabilidad alimentaria es lo que busca la Asamblea con el proyecto de Ley para Prevenir y Reducir la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos y Mitigar el Hambre de las Personas en situación de Vulnerabilidad que hoy fue tratado en segundo debate por el Pleno del Legislativo, sobre la base del informe preparado por la Comisión del Derecho a la Salud y Deporte.

«Es increíble que aún con las riquezas del campo ecuatoriano, seamos el segundo país de la región con el mayor índice de desnutrición crónica infantil. Por eso, como parte de la minga por la salud que lideramos desde la Asamblea Nacional, priorizamos este proyecto de ley que busca reducir y prevenir la pérdida y el desperdicio de alimentos, beneficiando a las personas que sufren de vulnerabilidad alimentaria, principalmente a nuestros niños, niñas y jóvenes», expresó la presidenta del Parlamento, Guadalupe Llori Abarca.

En su intervención, Marcos Molina, presidente de la mesa legislativa, subrayó que la ley busca que las grandes empresas de alimentos sean solidarias y que este acto de donación no sea una alternativa sino una responsabilidad ética, que ayude a quienes más lo necesitan.

Respaldo al proyecto

Previo al debate, se recibió en comisión general a Rubén Salazar, de la Corporación La Favorita; Juan Pablo Grijalva, El Ordeño S.A; Andrés Seminario, del Movimiento Sobre la Mesa y Consultora Actúa Verde; Ricardo Martínez, experto en manejo de marcas con enfoque sostenible; y, Santiago Granda, director de la Escuela de Arte Culinario de Guayaquil, quienes dijeron que la normativa es buena y tiene un espíritu positivo.

Pidieron considerar conceptos como el valor comercial, lo que es la donación y quienes son personas vulnerables; revisar aspectos logísticos como qué pasa con el proceso de donación, donde se genera la pérdida y el desperdicio de alimentos, y establecer acciones puntuales para el aprovechamiento de los alimentos.

Solidaridad y responsabilidad social

“Combatir el hambre debe unirnos”, dijo la asambleísta Dallyana Passailaigue, proponente del proyecto, tras señalar que la ley popularmente conocida como “Pancita Llena” busca que la solidaridad y responsabilidad social de productores, procesadores, distribuidores, comercializadores e importadores de productos alimenticios sea una práctica permanente en Ecuador. “Es una ley que visibiliza la dinámica de la donación de alimentos y hoy en pospandemia se convierte en urgente, porque está dirigida aquellos que menos tienen”, puntualizó.

De los 10 asambleístas que participaron en el debate, destacaron que se trata de una ley positiva que permite actuar para evitar el desperdicio de alimentos, que fue elaborada pensando en superar las brechas de desigualdad alimenticia; establece incentivos para donantes; convenios y prohibición de la venta de donaciones y promueve ferias alimentarias.

La presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe LLori en cumplimiento del artículo 61 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa y acogiendo el pedido del legislador Marcos Molina, presidente de la Comisión de Salud, suspendió el tratamiento del tema, a fin de procesar y sistematizar las recomendaciones formuladas en el Pleno para la posterior aprobación del texto final.

Fuente:https://www.asambleanacional.gob.ec/es

 

Related Posts

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesita ayuda?