Ley de Economía Circular Inclusiva será publicada en el Registro Oficial

El Pleno de la Asamblea Nacional resolvió allanarse, con 132 votos afirmativos, a 48 observaciones presentadas por el presidente de la República, Guillermo Lasso, al proyecto de Ley de Economía Circular Inclusiva y ratificarse, con 130 votos, en cinco artículos aprobados por el Parlamento en segundo y definitivo debate. 

Una vez que el Legislativo trató la objeción parcial del Ejecutivo, la norma será publicada en el Registro Oficial, en los próximos días. 

El presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y ponente del proyecto, Daniel Noboa Azin, señaló que a través de la revisión, análisis y debate en la mesa se consideró que las propuestas realizadas por el Ejecutivo mejoran el contenido del proyecto y aplicabilidad. 

Dijo, además, que el jefe de Estado adecuó el texto para que la norma no solo se enfoque en el reciclaje y la administración de residuos, sino que tenga un enfoque más integral e hizo hincapié en las 9R de la economía circular: repensar, reutilizar, reparar, restaurar, remanufacturar, reducir, reproponer, reciclar y recuperar. 

En su intervención también sostuvo que la Comisión apoyó la eliminación del Comité Nacional de Economía Circular, ya que en tiempos de escasez de recursos la eficiencia no se alcanza creando nuevos comités, sino fortaleciendo la institucionalidad existente, lo que resulta contrario a la esencia misma de la legislación de economía circular.

Además, expuso que la Comisión se ratifica en los siguientes artículos: 19, Obsolescencia programada; 20, Reconocimiento del oficio de reciclador de base; 21, Fomento de la asociatividad; 24, Responsabilidad extendida del productor; y 40, Obligaciones de los generadores de residuos. 

Debate 

La asambleísta Wilma Andrade sostuvo que la economía circular genera nuevos modelos de negocio y generará beneficios como el aumento de competitividad, crecimiento del empleo, aumento del Producto Interno Bruto (PIB), mayor innovación tecnológica, nuevas formas de fidelizar al cliente, mayor rentabilidad de productos y procesos, reducción de generación residuos, reducción de impacto ambiental, entre otros. Al mismo tiempo pidió la ratificación en los artículos 20 y 21 relacionados con los recicladores de base.

El legislador César Rohon sostuvo que la normativa es una alternativa para la sociedad, siendo necesaria la articulación entre las instancias privadas y públicas, como los Gobiernos Autónomos Descentralizados municipales, para contribuir al desarrollo nacional. Además, dijo que se debe construir una cultura del reciclaje. Estuvo de acuerdo con la eliminación del Comité Nacional de Economía Circular. 
 
La asambleísta Diana Pesántez señaló que es preciso detener el modelo económico lineal y pasar a la economía circular, con el fin de fortalecer la competitividad. Puntualizó también que la normativa marca una diferencia con visión al futuro, ya que propone un justo equilibrio entre la protección a la naturaleza y el desarrollo del ser humano. 

De su parte, el legislador John Vinueza apuntó que el proyecto promueve la sostenibilidad económica y respaldó al reciclador de base. 

El parlamentario Francisco Jiménez expresó que con esta iniciativa se empieza a cambiar la matriz y forma en la que se procesan los desechos. Al mismo tiempo, hizo énfasis en cuatro aspectos de la ley: grado de industrialización, niveles de desarrollo tecnológico, generación de recursos humanos y acceso a financiamiento. Señaló que la norma no solo trae beneficios sociales, sino que permitirá el crecimiento del PIB.

La asambleísta Viviana Veloz manifestó que la economía circular permite pensar más allá del reciclaje hacia lo justo, solidario y complementario. Precisó que es necesario que las empresas y los consumidores busquen el tratamiento de los desechos.

La legisladora Nathalie Viteri reconoció la importancia de los recicladores de base en la economía circular inclusiva. En el caso de las definiciones argumentó su posición para mantener el tema de la “minería inversa” y no “minería urbana”.

En tanto la parlamentaria Nathalie Arias estuvo de acuerdo con la eliminación del Comité Nacional de Economía Circular. Ratificó que para que esta ley sea efectiva se debe eliminar toda posibilidad de aumentar la burocracia. También pidió la ratificación en los artículos que tienen relación con los recicladores de base, puesto que serían cerca de medio millón los beneficiados. Sostuvo que la ley colabora con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, numerales 8, 12 y 13. 

La asambleísta Johanna Moreira, mostró su satisfacción porque los recicladores de base sean reconocidos en esta ley y así mejoren su calidad de vida. Remarcó que este proyecto es una muestra que el país legisla en armonía y con las demandas de la sociedad. 

El legislador Washington Varela mencionó que la ley ofrece alternativas para generar una economía sostenible y para ello es necesario que los municipios se involucren, al igual que las carteras de Estado. Resaltó que la economía circular no solo se basa en el reciclaje, sino que permite reutilizar artículos que han cumplido un ciclo de utilidad.  Joel Abad manifestó que la ley es importante para mejorar la economía del país. Consideró que la cultura del reciclaje debe enfocarse a la industria. “Debe existir industrias de reciclaje para dar trabajo a gente que se desvela por tener ingresos”, expresó.  

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *