Pleno inició juicio político escuchando pruebas de cargo y descargo

De conformidad con el artículo 84 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, el Pleno de la Asamblea Nacional, inició el juicio político en contra del Defensor del Pueblo, Freddy Carrión Intriago, con la lectura del informe no vinculante de la Comisión de Fiscalización y Control Político. Luego, los interpelantes Ricardo Vanegas y Yeseña Guamaní presentaron sus pruebas de cargo, por el lapso de 1 hora 50 minutos, mientras que el funcionario interpelado expuso las pruebas de descargo, en tres horas 30 minutos.

Pruebas de cargo

El parlamentario Ricardo Vanegas señaló la necesidad de luchar contra todo tipo de corrupción. Por ello, dijo que planteó el juicio político contra Freddy Carrión, Defensor del Pueblo. Aclaró que el delito de presunto abuso sexual le corresponde investigar a la justicia penal ordinaria.

Vanegas, a través de videos, reseñó lo acontecido el 13 y 14 de mayo, donde Carrión mantuvo reuniones previas con Mauro Falconí, exministro de Salud, así como del 15 y 16 de mayo, en el departamento del exministro, donde hubo ingesta de bebidas, cigarrillos, la evidencia de una reunión social, así como 46 mil dólares (por el cual se inició la investigación por peculado), incumpliendo el estado de excepción.

El interpelante indicó que durante el proceso de juicio político en la Comisión de Fiscalización, Freddy Carrión no acompañó ninguna prueba documental que demuestre que acudió al departamento de Falconí para recibir información sobre supuestos actos de corrupción, ni desvirtuó la autorización a otras personas para usar firma electrónica y correo electrónico, lo que -a su criterio- evidencia inconducta del funcionario, incumplimiento de funciones y falta de probidad notoria.

Por su parte, la legisladora Yeseña Guamaní dijo que el país no tolera la corrupción, violencia e incumplimiento de funciones de ninguna autoridad del Estado. Señaló que entregará todo su esfuerzo para lograr que la ética sea el principio vertebrador de la función pública y el accionar de los funcionarios.

A través de videos expuso los eventos suscitados la noche del 15 y la madrugada del 16 de mayo, donde hubo una reunión social y se verifica la participación del Defensor del Pueblo en hechos contrarios a la tutela de los derechos humanos en contra de una mujer.

Dijo que el funcionario, que está obligado a cumplir y hacer cumplir la ley, infringió el estado de excepción, que incluía un toque de queda y participó de una reunión social con la ingesta de bebidas alcohólicas, además que usó bienes y recursos públicos. Hay responsabilidad política y penal, precisó Yeseña Guamaní.

Además, reiteró que este es un juicio ético por la defensa de los derechos humanos, por lo que solicitó al Pleno de la Asamblea Nacional proceda a la censura y destitución de Freddy Carrión, como Defensor del Pueblo.

Pruebas de descargo

De su lado, Freddy Carrión, defensor del Pueblo mencionó que a partir del 17 de mayo inició una campaña mediática por medios digitales en su contra y su familia. Expresó que se le acusa de incumpliendo de funciones por haber acudido a una reunión y utilizado un vehículo y la seguridad personal.

En sus argumentos de su defensa, el funcionario informó las acciones cumplidas en calidad de Defensor del Pueblo. Entre otros aspectos, recordó que en octubre de 2019 denunció hechos de corrupción y el delito de lesa humanidad cometidas en el anterior gobierno, y que por esta causa recibió amenazas, lo cual le obligó, en el 2020, solicitar ser parte del Sistema Nacional de Protección y Asistencia a Víctimas, Testigos y Otros Participantes en el Proceso Penal.

El 15 de mayo no fue una reunión social, precisó Freddy Carrión. Fui al departamento de Mauro Falconí para buscar información que sustenten mis denuncias sobre la compra irregular de insumos médicos y de vacunas VIP, por parte del gobierno de Lenín Moreno. Es verdad que el país se encontraba en estado de excepción, sin embargo, existía exoneraciones a ciertas instituciones como la Defensoría del Pueblo; y, ¨en ejercicio de mis funciones ocupé un vehículo y protección policial, por ser parte de testigos protegidos¨, dijo.

Carrión afirmó que todo fue un entramado político para quitarle del cargo, acusándole de un delito de abuso sexual, que nunca existió. Señaló que las acusaciones que le hacen sobre el supuesto delito de abuso sexual se basan en un video manipulado, cortado, descontextualizado y sin audio, difundido en redes sociales, pero que según declaraciones del guardia del edificio donde vive Falconí, la víctima mencionaba que había una cuarta persona y fue la que le agredió.

Al concluir su derecho a la defensa, señaló ¨no es posible que sobre la base de hechos montados y forjados, se quiera desprestigiar mi accionar, cuando en todo momento he defendido los derechos de las mujeres, los derechos humanos¨. Por ultimo, Freddy Carrión afirmó que tiene una medida cautelar no una condena, por ello puede ejercer su cargo al no tener impedimento de ley y por ende, realizar designaciones. No he venido a defender un cargo sino a ser tratado con justicia y que se respete las garantías básicas del debido proceso, concluyó.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *